TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Obras viales son claves para sacar a los distritos del estancamiento y pobreza

Francisco Domínguez, presidente de la Comisión Pro Asfalto de la comunidad de Juan E. O’Leary, expresó su frustración y la de sus conciudadanos durante una entrevista en el programa “Contrarreloj” de Radio La Clave 103.9 FM. Domínguez señaló que el distrito, considerado la puerta de entrada al Alto Paraná, está “muerto vialmente”, una situación que agrava la ya difícil vida de sus habitantes. Conocido por ser uno de los municipios más pobres del Alto Paraná, superado solo por Itakyry, Juan E. O’Leary enfrenta una lucha de décadas por la mejora de su infraestructura vial.

La comunidad oleariense ha solicitado durante años el asfaltado de la carretera que conecta el distrito con el municipio de San Cristóbal. A pesar de las promesas del gobierno actual y de administraciones anteriores, los esfuerzos no han pasado de meros anuncios. Los habitantes esperaban con ansiedad la ejecución del proyecto aprobado por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), un proyecto que aún no se ha materializado. “El camino de tierra es vital para el sector productivo y su asfaltado podría significar un impulso económico crucial para Juan E. O’Leary”, declaró Domínguez, reflejando la esperanza y la desesperación de la comunidad.

En marzo pasado, durante un evento en Yguazú, el presidente Santiago Peña anunció el inicio del asfaltado del tramo de 63 kilómetros que une O’Leary con San Cristóbal. Sin embargo, no se proporcionaron plazos ni fuentes de financiación concretas. Informes no oficiales sugieren que los fondos podrían provenir de la Itaipu Binacional, pero no hay confirmación al respecto. El costo estimado de la obra asciende a 243.870.000.000 guaraníes.

En la página web de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), se menciona una convocatoria de licitación prevista para diciembre de 2024. Pese a esto, los pobladores manifiestan su escepticismo frente a las repetidas promesas no cumplidas por parte del Gobierno Nacional.

Las obras viales no son un lujo, son una necesidad fundamental para cualquier comunidad que aspire a salir del subdesarrollo. Un camino pavimentado no solo facilita el transporte y reduce costos, sino que también atrae inversiones, genera empleo y mejora la calidad de vida. En el caso de Juan E. O’Leary, el asfaltado de esta carretera abriría nuevas oportunidades económicas y educativas, esenciales para una comunidad que carece de universidades y fuentes significativas de empleo. Las pocas empresas asentadas, principalmente silos agrícolas, generan escasa mano de obra, limitando las oportunidades laborales para los residentes.

Es imperativo que el gobierno tome medidas concretas y urgentes para iniciar las obras viales prometidas. La inversión en infraestructura no solo es una cuestión de justicia para comunidades olvidadas, sino una estrategia inteligente para el desarrollo nacional. La mejora de las vías de comunicación en regiones empobrecidas como Juan E. O’Leary debe ser una prioridad en la agenda gubernamental.

En este sentido, instamos a las autoridades a cumplir con sus compromisos y a trabajar de manera transparente y eficiente para que proyectos vitales como el asfaltado del camino a San Cristóbal se conviertan en una realidad tangible. Solo así se podrá romper el ciclo de la pobreza y brindar a comunidades como Juan E. O’Leary la oportunidad de un futuro mejor.

La clave para el progreso está en manos del Gobierno; es hora de que se dejen de lado las promesas y se pase a la acción. La esperanza en el anhelado asfaltado se mantiene viva, aunque la paciencia de sus habitantes se agota. La necesidad de infraestructura vial adecuada es imperiosa para el desarrollo económico y social de este distrito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.554,72
PYG –0,08%
0,92
EUR +0,09%
5,61
BRL +1,21%
924,49
ARS +0,12%
40,30
UYU +0,02%