TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Irresponsabilidad y falta de empatía en nuestros hospitales públicos

La trágica muerte de un bebé durante el parto en el hospital distrital de Hernandarias pone de manifiesto una irresponsabilidad inaceptable por parte de los encargados de este centro de salud. La desgarradora historia de Romina González, quien perdió a su hija debido a una serie de negligencias médicas, debería ser un llamado de atención urgente sobre el estado de nuestro sistema de salud pública.

Romina González fue enviada a su casa repetidamente desde la madrugada del miércoles hasta la tarde, a pesar de que ya había entrado en trabajo de parto. A las 04:00 se le indicó que aún no era el momento y que debía volver en dos horas. Este ciclo absurdo de negación y desatención continuó hasta las 14:00, cuando finalmente decidió permanecer en el hospital. Sin embargo, la falta de acción inmediata por parte del personal médico continuó. No fue sino hasta las 21:00 cuando la Lic. Belén Viveros realizó una revisión superficial, asegurando que el bebé estaba en perfecto estado.

La irresponsabilidad alcanzó su punto más crítico cuando, al día siguiente, una ecografía confirmó la ausencia de latidos en el bebé. Esta trágica confirmación llegó demasiado tarde, después de horas de negligencia y desatención. La familia, devastada y consternada, no ha recibido ninguna explicación oficial del hospital y se han visto obligados a considerar acciones legales.

El trato que recibió Romina González es inhumano y refleja una alarmante falta de profesionalismo y compasión por parte de los encargados del hospital. Además, el fin de semana se supo de otro caso muy parecido, el de la señora Vilma Raquel Olmedo, quien denunció que también mataron a su bebé, al romperle la bolsa durante un intento de parto normal, en el mismo centro asistencial.

Estos eventos no solo representan una falla en la atención médica, sino también una profunda violación de la confianza que los ciudadanos depositan en nuestro sistema de salud.

La dirección del Hospital Distrital de Hernandarias, encabezada por Andrea Hermosa, debe rendir cuentas. Su silencio y falta de respuesta ante estas tragedias son inaceptables. Es imperativo que se realice una investigación exhaustiva para determinar las responsabilidades y garantizar que los culpables enfrenten las consecuencias de sus acciones.

Esta trágica pérdida de vidas tan esperadas es un recordatorio sombrío de que la incompetencia y la negligencia en la atención médica pueden tener consecuencias devastadoras. Es esencial que se implementen medidas inmediatas para mejorar la calidad de la atención y asegurar que ninguna otra familia tenga que pasar por una tragedia similar.

Las vidasde estas madres y sus familias han sido irreversiblemente alteradas por la irresponsabilidad de quienes debían cuidar de ellas. Como sociedad, no podemos permitir que estos errores se repitan. Es hora de exigir responsabilidad, transparencia y una mejora sustancial en la atención médica en nuestros hospitales públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.556,41
PYG 0,00%
0,92
EUR +0,04%
5,60
BRL +0,01%
924,13
ARS 0,00%
40,30
UYU 0,00%