TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Fiscal habría negociado con policías para blanquear procedimiento irregular

Elvio Aguilera, fiscal de la unidad antidrogas de Ciudad del Este; Crio. Ppal. Enrique Velázquez, jefe del puesto policial nº 5, y Bernardo Rodrigo Mangauy Cáceres, detenido por los uniformados y supuestamente le plantaron 7,6 gramos de marihuana.

El miércoles de la semana pasada, un joven fue detenido por agentes del puesto policial nº 5 del km 8 de Ciudad del Este, quienes supuestamente le plantaron 7,6 gramos de marihuana. Luego habrían exigido G. 10 millones a sus familiares para no informar el hecho a la Fiscalía y liberarlo. Como no lograron juntar el dinero, lo remitieron al Ministerio Público, donde el joven contó lo que realmente ocurrió y fue liberado sin ser imputado. Sin embargo, el fiscal de la unidad especializada antidrogas, Elvio Aguilera, habría cobrado una millonaria suma de dinero a los intervinientes para no desglosar la denuncia por coacción grave y extorsión, y blanquear el procedimiento irregular.

El caso tiene como protagonistas a tres agentes del puesto policial nº 8, del km 8 Monday de Ciudad del Este, individualizados como, el suboficial Insp. Jorge Amarilla, suboficial Insp. Joel Arriola y el suboficial Insp. Juan Duarte, efectovps de planta de dicha dependencia, quienes están a cargo del Crio Ppal. Enrique Velázquez.

Según los datos, alrededor de las 22:30 del miércoles de la semana pasada, los citados uniformados estaban realizando un patrullaje por la calle 2.000 del barrio Ciudad Nueva, cuando supuestamente visualizaron a un joven a bordo de una moto, quien dio la vuelta y trató de correr, pero fue alcanzado y demorado.

Se trata de Bernardo Rodrigo Mangauy Cáceres (19), domiciliado en km 8 Monday, quien estaba a bordo de una motocicleta de la marca Leopard, modelo GSX-150, de color negro, sin chapa, y no tenía ningún documento en el momento del procedimiento.

El joven fue llevado a la base policial, donde supuestamente los intervinientes le plantaron 7,6 gramos de marihuana.

EXTORSIÓN

Los propios uniformados se encargaron de llamar a la madre del aprehendido ofreciendo un “arreglo” para no comunicar el hecho a la Fiscalía y liberarlo sin muchos rodeos. Para el efecto, los intervinientes supuestamente exigieron la suma de G. 10 millones, monto que los familiares no lograron juntar, por lo que el joven fue remitido al calabozo de la Dirección de Policía y el caso fue comunicado al fiscal de turno de la unidad especializada antidrogas, Elvio Aguilera.

LIBERADO SIN IMPUTACIÓN

Ya en la sede fiscal, Bernardo Rodrigo Mangauy Cáceres contó al fiscal lo que realmente ocurrió y en su declaración mencionó que los policías le plantaron la droga y que luego trataron de extorsionar a sus familiares. Ante esa situación, el fiscal Aguilera convocó a los uniformados que participaron en el procedimiento irregular y para no desglosar la denuncia por coacción grave y extorsión, el representante de la sociedad habría cobrado a los policías una fuerte suma de dinero para que el caso termine ahí.

Asimismo, liberó al joven al día siguiente, es decir, el jueves último, mediante oficio nº 110, sin siquiera imputarlo, quedando demostrado que el procedimiento policial no pasó de un apriete, que finalmente fue blanqueado por el agente fiscal Elvio Aguilera.

DE OFICIO

Tras los hechos publicados en este medio, el Ministerio Público tiene la obligación de abrir una investigación de oficio, tanto al fiscal Aguilera como a los agentes policiales ante la gravedad del caso. Asuntos Internos de la Policía Nacional también debe tomar cartas en el hecho, teniendo en cuenta que este tipo de acciones manchan aún más la ya deteriorada imagen de la institución policial, a cargo del Crio Gral. Cmdte., Carlos Benítez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.556,41
PYG 0,00%
0,92
EUR +0,04%
5,60
BRL +0,01%
924,13
ARS 0,00%
40,30
UYU 0,00%