TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Fiscalía tardó cuatro años para imputar a militares involucrados en brutal tortura

Las víctimas aún permanecen con las cicatrices de esa brutal noche y madrugada del 17 de julio de 2020.

Después de casi cuatro años de inacción, la Fiscalía imputó al capitán Walter Díaz Aguilera y a otro oficial de la Armada Paraguaya, en prosecución a una investigación de tortura de 35 personas en Ciudad del Este, en el año 2020. Sonia Sanguinés, a cargo de la unidad de Derechos Humanos, imputó a Díaz Aguilera, excomandante del Área Naval del Este, y al capitán Luis Torres Núñez por el delito de tortura. Los hechos ocurrieron en julio de 2020, en el barrio San Miguel de la capital del Alto Paraná, donde ambos oficiales y su contingente fueron acusados de someter a apremios físicos a 35 personas.

Las víctimas fueron sacadas violentamente de sus hogares, arrastradas y golpeadas delante de sus familias por efectivos militares, que actuaban sin autoridad policial ni supervisión del Ministerio Público. Testimonios indican que las personas fueron obligadas a ponerse de rodillas o boca abajo mientras eran agredidas con puños, patadas y fusiles. Entre los agredidos habían seis menores de edad, todos trasladados en camionetas al Área Naval del Este.

El abogado Jorge Rolón Luna, defensor de algunas de las víctimas, resaltó la actuación de Sanguinés, quien asumió el caso en septiembre de 2023 y avanzó en la imputación de los responsables de los apremios físicos. Además, criticó la inacción de los fiscales anteriores, quienes, a pesar de contar con pruebas suficientes, no avanzaron en el caso durante casi cuatro años. La causa pasó por manos de los fiscales Hermenegilda Cubilla, Alberto González y Sussy Riquelme, además de los adjuntos de Derechos Humanos y del Alto Paraná.

Este proceso contra Díaz Aguilera se da en un contexto polémico, ya que apenas 11 días después de su imputación por tortura fue ascendido a contraalmirante y nombrado comandante del Comando de Infantería de Marina de la Armada Paraguaya.

TRAS MUERTE DE MILITAR

Los hechos se dieron como parte de la búsqueda de los supuestos autores del asesinato del suboficial Marcos Agüero González, de 22 años, registrado el jueves 16 de julio de 2020, quien fue baleado en la cabeza en un tiroteo que ocurrió en el barrio San Miguel de Ciudad del Este.

Tras el hecho, 35 personas fueron detenidas y trasladadas a la base militar para ser sometidas a la prueba de la parafina. Con el transcurso de las horas, algunos ya fueron liberados al ser menores de edad. Vecinos del barrio San Miguel también denunciaron que en el operativo de búsqueda de los autores hubo torturas, robos y destrucción de enseres en todas las viviendas ubicadas en la ribera del Paraná.

Según los datos, los militares irrumpieron en las casas y aprehendieron a algunas personas que ya estaban descansando, quienes fueron interrogadas para tratar de identificar al que mató al personal militar, según señalaron los pobladores. Refirieron incluso que un niño acusó un golpe con arma de fuego en la boca, mientras que un personal naval forcejeaba con la madre, a quien le quiso sacar de su vivienda a empellones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.556,41
PYG 0,00%
0,92
EUR +0,04%
5,60
BRL +0,01%
924,13
ARS 0,00%
40,30
UYU 0,00%