TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Ujier se extralimita en sus funciones y arrebata a la fuerza a un niño de 9 años de sus abuelos

La ujier Fátima Cataldo, de lamentable actuación en el caso, al sacar a la fuerza y bajo amenazas al niño de la casa de los abuelos paternos.

Un caso desgarrador que demuestra la crueldad judicial tuvo como protagonista principal a una ujier del Poder judicial, quien arrancó a la fuerza a un niño de 9 años de sus abuelos paternos, quienes lo criaban desde los 3 meses de edad. Presuntamente, por cuestiones económicas, la madre del niño acabó solicitando la restitución de la guarda del menor, quien a los gritos y llorando fue sacado de la vivienda de los abuelos, por una desalmada ujier, quien tuvo una lamentable y cuasi criminal acción. En los videos, queda claro que el niño prefería quedarse con sus abuelos e incluso acusa a su madre de golpearlo. Sin embargo, la opinión del menor para la juez Guillermina Ramírez de Giubi no cuenta, como se desprende de su resolución, que ordena la restitución a la madre.

Escenas desgarradoras se observaron en videos que circulan en redes sociales, en donde un niño llorando y gritando de impotencia y miedo es sacado de la vivienda de sus abuelos paternos, con quienes residía desde los tres meses de vida. Todo fue en el marco del cumplimento de una orden de la juez Guillermina Ramírez de Giubi, del juzgado de primera instancia de la niñez y la adolescencia del tercer turno de Ciudad del Este, quien dispuso la restitución del menor a su madre.

De acuerdo con los datos, durante el proceso, la juez, la psicóloga del Poder Judicial y una defensora de la niñez escucharon al niño, quien expresó entre lágrimas su deseo de vivir con sus abuelos paternos. A pesar de esto, la magistrada Ramírez de Giubi emitió el auto interlocutorio n° 203 del 7 de junio, ordenando la restitución del niño a su madre biológica.

UJIER SE JACTÓ DE JUEZA

El viernes último, en horas de la tarde, la ujier del Poder Judicial, Fátima Cataldo, acompañada por otros funcionarios del juzgado de la referida magistrada, llegaron hasta la vivienda de los abuelos paternos del niño, situada en el km 7 barrio Don Bosco de CDE, para cumplir la orden. Familiares y vecinos grabaron la desalmada acción de la funcionaria judicial, quien amenazaba de todo al menor, quien llorando le manifestaba que no quería vivir con su madre. Amenazaba a los abuelos y al propio niño de que “llamaría a la Fiscalía y a la Policía, porque estaban desacatando una orden judicial”, intimidando así a una criatura de 9 años.

ENTRE LLANTOS

El niño lloraba amargamente, expresando que no quería regresar con su madre porque era maltratado. “Quiero vivir con mi abuela”, repetía entre lágrimas. Sin embargo, de nada sirvieron sus protestas, ya que finalmente fue alzado a la fuerza a un vehículo particular y llevado prácticamente secuestrado, cuando que en realidad, la ujier solo debía notificar de la decisión judicial y labrar acta en caso de negativas o incidentes, no actuar de la manera en que lo hizo, señalaron los afectados.

Los abogados de los abuelos paternos indicaron que incluso en casos de restitución a nivel internacional, cuando hay negativa del niño se respeta eso para no perjudicarlo sicológicamente, pero en este caso, se ha hecho totalmente lo contrario, causando un enorme daño al chico, quien probablemente sufrirá un trauma terrible a raíz de la situación de la que ha sido víctima.

Igualmente, según la presidente de la organización Voces e ideales por los derechos del niño (VIDEN), abogada Alice Monges, la ujier se extralimitó en sus funciones como profesional y como persona, por lo cual merece una sanción.

MOTIVOS ECONÓMICOS

Por otra parte, supuestamente la madre del menor estaría utilizando a su hijo como una mercadería para chantajear al padre del niño (quien vive en España) para que le pase a ella el pago de prestación de alimentos y así poder mantener a sus otros hijos. En tanto, lamentaron la decisión judicial y la actuación aberrante y desalmada de la ujier Fátima Cataldo, quienes aparentemente actuaron “incentivados”, ya que se extralimitaron bastante en sus funciones.

La familia paterna del niño apelará la resolución de la magistrada Ramírez de Giubi, argumentando que no se tuvo en cuenta el interés superior del menor, el cual queda en evidencia en los videos, donde el niño expresa claramente su deseo de vivir con sus abuelos paternos. Cabe recordar que esta magistrada es bastante conocida en la circunscripción judicial local por otorgar medidas cautelares a violadores de menores, para que sus nombres no sean publicados.

ARTÍCULO 29

Obviamos los nombres de los abuelos, de la madre y del padre del niño, en virtud al artículo 29 del Código de la Niñez y la Adolescencia, que prohíbe de la publicación en prensa escrita, radial, televisiva o por cualquier otro medio de comunicación, los nombres, las fotografías o los datos que posibiliten identificar al niño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.503,07
PYG –0,22%
0,93
EUR +0,01%
5,38
BRL 0,00%
903,25
ARS +0,12%
39,29
UYU 0,00%