TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Desidia y malos manejos frenan el desarrollo de Presidente Franco

La situación en la que se encuentra el municipio de Ciudad Presidente Franco es alarmante y requiere una urgente atención. Bajo la administración del intendente Roque Godoy, del Partido Liberal, la ciudad parece estar atrapada en un ciclo de estancamiento y mala gestión, que no solo impide su desarrollo, sino que también siembra dudas sobre la integridad y la transparencia de sus líderes.

Uno de los problemas más graves es la evidente falta de control y fiscalización por parte del órgano contralor. Este ente, encargado de velar por el buen uso de los recursos financieros y administrativos, parece más interesado en encubrir que en revelar, más dispuesto a sostener un sistema corrupto que a corregirlo. La corrupción es el cáncer que consume los recursos que podrían destinarse al desarrollo urbano, social y económico de la ciudad.

El reciente escándalo relacionado con el presupuesto municipal es un claro ejemplo de este mal manejo. Según el concejal Hugo Mendoza, el presupuesto aprobado para este año está inflado en más del 100% en comparación con el de 2023, sin ningún fundamento en la realidad presupuestaria del municipio. Esta inflación presupuestaria no solo es irrealista, sino que es también una señal de la falta de transparencia y de la manipulación de las cifras para justificar gastos y compromisos que no se pueden sostener.

El municipio de Presidente Franco ha recibido significativos fondos en concepto de recursos no genuinos, como Fonacide, Juegos de Azar y Royalties. Sin embargo, a pesar de estos ingresos, la gestión de dichos recursos ha sido ineficiente. La ejecución presupuestaria del 2023 apenas alcanzó el 73%, y aún quedan pendientes pagos considerables que ponen en riesgo la estabilidad financiera de la comuna. Este patrón de manejo deficiente de los fondos se repite año tras año, resultando en retrasos en el pago de salarios, aguinaldos y a proveedores, lo que obliga al municipio a recurrir constantemente a préstamos.

La falta de sinceridad y precisión en la planificación y ejecución presupuestaria es uno de los principales obstáculos para el progreso de Presidente Franco. La ciudad, tanto en su zona céntrica como en los barrios, muestra signos visibles de abandono y falta de desarrollo. Los proyectos urbanísticos, sociales y económicos están estancados, y la administración municipal parece estar más enfocada en mantener una estructura de gasto insostenible que en implementar soluciones efectivas y sostenibles.

Además, el intendente Godoy prometió una reingeniería económica para reducir la cantidad de funcionarios y así aliviar la carga salarial del municipio. Sin embargo, esta promesa no se ha cumplido. La falta de información sobre la cantidad de funcionarios contratados y la aparente continuidad de las contrataciones masivas sugieren que la administración municipal no está comprometida con las medidas necesarias para un verdadero cambio.

Es imperativo que se adopten medidas inmediatas para corregir estos problemas. La ciudadanía de Presidente Franco merece una administración transparente, eficiente y comprometida con el desarrollo sostenible del municipio. Es hora de que se tomen decisiones valientes y responsables para romper con este ciclo de desidia y mala gestión. Solo así se podrá garantizar un mejor futuro los sufridos habitantes de esta ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.503,07
PYG –0,22%
0,93
EUR +0,05%
5,38
BRL +0,01%
901,79
ARS –0,05%
39,29
UYU 0,00%