TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Postura firme de Paraguay en el tema Itaipu sorprendió al Brasil

El presidente paraguayo Santiago Peña junto con su homólogo del Brasil, Luiz Inácio “Lula” Da Silva.

La firmeza y decisión del equipo negociador paraguayo en la Itaipu, encabezado por el presidente Santiago Peña, puso en apuros al presidente del Brasil, Luiz Inácio “Lula” Da Silva, según una publicación del periódico Folha de Sao Paulo. De acuerdo a la publicación, el mandatario brasileño “reprendió al equipo tras la reunión con Paraguay por Itaipu”, debido a que los mismos no lo pusieron al tanto de la posición firme de nuestro país, y el mismo tuvo que acudir en varias ocasiones a algunos de sus ministros para responder con mayor solvencia las argumentaciones del mandatario paraguayo y su equipo negociador.

Siempre según la mencionada publicación, durante la reunión llevada a cabo el 15 de enero último en Brasilia, Lula se vio sorprendido por la postura paraguaya, por lo que “calificó como falta de iniciativa y sintonía por parte de sus subordinados para defender la posición de Brasil en las negociaciones sobre la hidroeléctrica de Itaipú”.

“La principal queja de Lula fue con la agenda de la audiencia. Los paraguayos llegaron a Brasilia dispuestos a presionar a Lula para que aumente el precio de la electricidad que cobra la empresa binacional”, afirma en otra parte la publicación del vecino país.

En otra parte, aduce que, “según interlocutores, Lula se quejó de no haber sido preparado adecuadamente por sus asistentes sobre los argumentos que podrían presentar los paraguayos. En este sentido, el equipo del presidente brasileño no ayudó a cambiar la situación adversa para él. A su vez, Peña, ex ministro de Finanzas de Paraguay, entró a la sala armado con datos técnicos para argumentar a favor del aumento arancelario”.

En ese aspecto, el presidente del Brasil habría ya exigido a su equipo negociador seguir las conversaciones de modo a lograr en la brevedad posible un acuerdo en relación a la tarifa de la energía generada por la Itaipu, así como otros aspectos, como ser la renegociación del Anexo C y la aprobación del presupuesto para este 2024, que de momento está sin resolución y se constituye, según la prensa del Brasil, en una medida de presión de parte del gobierno de Santiago Peña para apurar las resoluciones, pues, de momento, la entidad se encuentra sin poder cumplir con sus obligaciones debido a esta falta de definición.

Las autoridades brasileras afirman que la tarifa debería seguir siendo más baja una vez que se pague la deuda de la construcción, mientras que la posición paraguaya es que esa diferencia lograda gracias al pago total de la deuda, deba servir para desarrollar ambos países, con obras de infraestructura que permitan un mayor crecimiento, aprovechando un monto disponible mayor para la utilización tanto en el Brasil como en el Paraguay.

Lo que resulta claro de todo este asunto, según otros analistas, es que el actual gobierno tuvo que tomar medidas más drásticas en las conversaciones debido principalmente al tiempo perdido en el anterior gobierno, de Mario Abdo Benítez. Esta situación podría haberse conversado antes del inicio de este nuevo periodo, pero todo quedó en la nada e incluso una de las mayores crisis del gobierno de Marito fue precisamente lo que se consideró como un acuerdo “entreguista”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.563,40
PYG –0,09%
0,92
EUR +0,39%
5,59
BRL +0,37%
926,52
ARS +0,08%
40,29
UYU –0,03%