TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Combate a las adicciones se convirtió en un tema de relevancia mayor en el país

Los gobernadores César Torres (Alto Paraná), Ricardo Estigarribia (Central) y el presidente de la Fundación Buena Gestión, Máximo Ramón Abadíe, además de la senadora Lilian Samaniego, firmaron un convenio de cooperación interinstitucional para emprender acciones contra las adicciones. El objetivo es la promoción de actividades en el área relacionada a la reducción de la demanda (prevención, tratamiento y rehabilitación de las adicciones), en apoyo a la Fundación Buena Gestión.

También se propone capacitar a profesionales del área de salud, personal destinado al Consejo y Secretaría Municipal de Prevención y Tratamiento de Adicciones, así como referentes de la comunidad de los departamentos. El convenio fue firmado en la sala de reuniones de la Presidencia de la Cámara Alta. Sin dudas, cualquier iniciativa para combatir las adicciones, hoy día es de gran importancia en nuestro país.

Como muchos otros temas importantes, el consumo de drogas estupefacientes no cuenta con una base de datos estadísticos actualizados en nuestro país. Aunque se sabe que este problema crece incesantemente, como ocurre en las grandes y medianas ciudades de los países vecinos, en las nuestras los jóvenes y hasta los niños tienen al alcance de sus manos y de sus bolsillos cada vez mayor cantidad de ofertas.

Los vendedores se aproximan a sus jóvenes clientes de diversas maneras: están en los puestos nocturnos de comida y bebidas callejeros o apostados cerca de los portones de escuelas y colegios, así como en servicios de entrega a domicilio, cuando vendedores y adquirentes ya construyeron suficiente confianza recíproca.

Según un estudio hecho en nuestro país hace ya unos años, seis de cada diez jóvenes entrevistados, de edades comprendidas entre 14 y 20 años, identificaron la cocaína como el narcótico fuerte de mayor consumo entre el sector de su franja etaria. Se averiguó, asimismo, que más de la mitad del millón y medio de estudiantes tiene al menos un amigo consumidor de estos productos. Lamentablemente, el estudio no alcanzó a recoger la información completa, es decir, qué cantidad de jóvenes prueba ocasionalmente o consume frecuentemente drogas prohibidas.

El combate a la tentación de probar drogas entre los adolescentes, canalizado por medio de la educación familiar, escolar o religiosa, está demostrando no ser eficiente por sí mismo. La publicidad vehiculizada a través de los medios de comunicación masivos (programas de TV, documentales cinematográficos, etc.), o es innocua o requiere apoyo en otros recursos más convincentes e impactantes.

Debe tenerse en cuenta que los jóvenes hoy están mucho mejor informados que hace una o dos décadas sobre la realidad social, incluidos los riesgos que corren aproximándose a las drogas, así como el efecto médico y legal de consumir o traficar estos productos. No van a dejar que se les infunda temor con los mismos recursos de antes. El castigo físico, la privación de ventajas o la amenaza de sanciones severas no los amedrentan, porque se saben protegidos por la coraza de su edad. Es preciso, pues, saber equiparar la habilidad de generar convicción y la eficacia de las sanciones, lo cual, desde luego, es mucho más fácil de decir que de lograr. El combate a las adicciones debe ser priorizado en nuestro país, porque está visto que aumentan los dependientes de sustancias estupefacientes, con todas las terribles secuelas que ello conlleva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.382,06
PYG 0,00%
0,94
EUR 0,00%
5,20
BRL 0,00%
871,25
ARS +0,13%
38,39
UYU 0,00%