TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Intrascendente visita de Riera, quien mantiene a cuestionada cúpula policial en Alto Paraná

El ministro del Interior Enrique Riera participó de un “día de gobierno” en Alto Paraná, donde no ofreció soluciones concretas ante los clamores por seguridad.

El ministro del Interior, Enrique Riera, ofreció lindas palabras a los habitantes del Alto Paraná, pero nada en concreto para paliar la terrible ola de delincuencia que azota a la zona. El secretario de Estado, el martes último, se reunió con el gobernador, intendentes y comerciantes, hablando someramente de un supuesto “plan de seguridad”, sobre el cual no ofreció mayores detalles, salvo que potenciará al Grupo Lince. En tanto, el comandante de Policía Carlos Benítez brilló por su ausencia, enviando al subcomandante, Ramón Morales, quien prácticamente no abrió la boca durante la audiencia. En resumen, comerciantes e intendentes hablaron de “rotundo fracaso” y pérdida de tiempo, en cuanto a la presencia de Riera en el Este.

Una comitiva encabezada por el ministro del Interior, Enrique Riera, realizó el martes una audiencia pública en la Gobernación de Alto Paraná, para escuchar las quejas del gobernador, intendentes y empresarios sobre la inseguridad imperante en el décimo departamento.

Desde el auditorio, el pedido mayoritario de los jefes comunales fue contar con más patrulleras y más agentes policiales e incluso algunos prometieron que desde las municipalidades ayudarán para la construcción de comisarías. Los comerciantes pidieron la ejecución de un plan seguridad para recuperar la confianza en el centro comercial de CDE y para eso ven necesario duplicar la cantidad de uniformados en las calles.

Carlos Jara, miembro de la Cámara de Empresarios, tomó la palabra y pidió reuniones más permanentes para abordar la problemática de cada municipio de Alto Paraná. Además, manifestó que están cansados de las promesas incumplidas de las autoridades. “Nosotros estamos cansados de que venga aquí el ministro del Interior cuando asume, dice lindas palabras y después se va y nos quedamos con los problemas”, expresó Jara.

A su turno, Mauro Kawano, del distrito de Yguazú, dijo que la tranquilidad de su comunidad se vio interrumpida en los últimos tiempos con sucesivos asaltos domiciliarios, por lo que pide mayor acción policial. “No solo roban, entran, secuestran a la familia, ponen en riesgo la vida de ellos y tuvimos casos de violaciones, la situación es muy crítica”, refirió Kawano. Pidió auxilio porque en cualquier momento, alguna víctima tomará su arma para defenderse y se puede generar una tragedia.

NADA CONCRETO

Si bien el ministro Riera recurrió a toda su retórica como hábil orador, al final no acabó convenciendo a nadie con sus lindas palabras. De manera vaga y ambigua, habló sobre un “plan de seguridad” para Alto Paraná, del cual no dio mayores detalles. Dijo que una medida esencial es recuperar la credibilidad de la Policía Nacional ante la ciudadanía y para eso “se pretende una reestructuración interna y renovación de la institución”, aunque también no dio mayores datos sobre cómo lograría eso.

Sobre los millonarios atracos que se registran con frecuencia en la ciudad y dejaron un botín cercano a los USD 5,5 millones robados en teléfonos celulares de alta gama, Riera reconoció que “estamos mal”, pero prometió que “habrá mejoras”.

Así las cosas, pese a las promesas del nuevo Gobierno de más seguridad, hasta el momento, se puede constatar que la situación empeoró, si se comparan las estadísticas con el periodo anterior. En la reunión del martes, ni siquiera estuvo presente el comandante de Policía, Com. Gral. Carlos Benítez, quien mantiene en el cargo al cuestionado director de Policía de Alto Paraná, Crio. Gral. Blas Daniel Vera, en funciones desde julio pasado, es decir, aún bajo mandato de Mario Abdo Benítez. Al asumir las nuevas autoridades, el 15 de agosto, se creía que habría cambios en la cúpula policial del décimo departamento, cosa que hasta el momento no se produjo, por razones desconocidas.

El único cargo donde sí hubo cambios –y no para mejor– fue en la Jefatura de Prevención y Seguridad Ciudadana, donde semanas atrás asumió el Crio. Ppal. Ángel Hugo Reyes Urbieta, en reemplazo del Crio. Ppal. Carlos Bartolomé Acosta Amarilla. Como antecedente, el nuevo jefe Reyes Urbieta había sido procesado por la liberación de narcotraficantes, hecho por el cual fue imputado e incluso estuvo preso. No obstante, aún así fue designado por el comandante Benítez para el sensible cargo.

También hace rato se debió haber desmantelado a la comisaría primera, cuyos agentes, según fuentes fidedignas, tienen participación directa –o indirecta– en los millonarios atracos que se vienen sucediendo en la zona céntrica de la capital departamental. Sobre los pedidos de cambios, Riera manifestó que “se trata de respetar la autonomía de la Policía, que fue manoseada muchísimas veces.

El polígrafo se convirtió en el elemento más efectivo para la designación de comisarios. Ya no dependerá del humor del presidente, del capricho de algún ministro y muchísimo menos de políticos; sabemos que todos quieren tener su comisario propio”. De esta manera, la presencia del ministro fue prácticamente intrascendente, ya que no dio respuestas ni soluciones en concreto, sino más bien se limitó a reconocer que las cosas estaban mal y a hablar de un supuesto plan de seguridad, sobre el cual poco y nada se sabe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.511,50
PYG –0,19%
0,93
EUR –0,06%
5,43
BRL 0,00%
905,08
ARS +0,05%
39,30
UYU –0,19%