TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Inaceptables represalias del gobierno argentino y la inutilidad del Mercosur

Suben de tono las represalias del gobierno argentino contra Paraguay, en un clima de guerra económica que ya es preocupante y que evidencia la inutilidad de toda la diplomacia del Mercosur, que no puede contener los atropellos cometidos por el gobierno de Alberto Fernández, quien afortunadamente pronto dejará el cargo.

Después de que el Gobierno paraguayo decidiera la utilización de toda la energía de la hidroeléctrica de Yacyretá que le corresponde, de manera insólita los gobernantes del vecino país reaccionaron tomando duras represalias contra el Paraguay. No apenas insisten en el peaje ilegal en la hidrovía Paraguay–Paraná, sino ahora ya cortaron los envíos de gas y naftas a nuestro país, en un claro intento de asfixiar a la “Nación hermana”.

Estas actitudes inamistosas perjudican a las empresas paraguayas y finalmente a cierto número de consumidores. Pero el mensaje político que contiene es muy importante, pues demuestra que los altos funcionarios del vecino país no tienen la cordura necesaria para el manejo de las dificultades y demuestran un escaso respeto hacia el Paraguay, su vecino y socio en algunos emprendimientos de relevancia. Como los paraguayos no les ceden la energía paraguaya de Yacyretá, las autoridades argentinas, muy cuestionadas en su país por la ciudadanía debido a sus desaciertos, toman represalias para castigarles.

La retención por la fuerza de los camiones que vienen a Paraguay es un vulgar chantaje. Representa una lamentable extorsión a nuestro país, que no se puede aceptar bajo ningún tipo de explicaciones técnicas o diplomáticas que quieran disfrazar tontamente la cruda realidad. En otras palabras, es una vulgar agresión, aunque intenten disfrazarla con otros ropajes.

Las relaciones actuales con la Argentina no son fáciles para el Paraguay, por la actitud de las autoridades del vecino país, que técnicamente pueden considerarse inexplicables, aunque se entienden perfectamente por el momento que están viviendo actualmente. Es inexplicable cómo el ministro de Economía y candidato presidencial del oficialismo, Sergio Massa, que estuvo hace pocas semanas hablando amablemente con las autoridades nacionales en Asunción, se pase ahora despotricando contra nuestro país en sus discursos de campaña electoral.

En diferentes presentaciones, en varias ciudades, se pasó diciendo mentiras, como que Paraguay le debe a la Argentina por Yacyretá, como le gusta señalar para supuestamente azuzar el sentimiento argentino. Las autoridades paraguayas no deben caer en el error de devolver agresión por agresión, porque no corresponde hacerlo a un país manejado por gente seria. Deben intensificar las negociaciones con espíritu tranquilo, sin reaccionar a las provocaciones de Buenos Aires, con toda la firmeza que sea necesaria.

El Gobierno argentino debe parar con sus agresiones que harán peores sus relaciones con los demás países. Tiene que cumplir las normas internacionales a que está obligado como nación que pertenece a una comunidad internacional civilizada. Y el Mercosur, esa “idea maravillosa” que nació hace más de 30 años atrás, debe darse cuenta de su inutilidad para mediar en este tipo de conflictos y replantearse las cosas, ya que no puede ser que un país ignore todos los tratados y reglas de convivencia básica, atropellando salvajemente derechos de países vecinos, por cuestiones económicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.512,82
PYG –0,23%
0,93
EUR +0,18%
5,42
BRL –0,03%
902,38
ARS –0,01%
39,28
UYU 0,00%