TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Cambio climático y el Paraguay

Dr. Eduardo Francisco Chavarri Joo, rector de la UNIDA.

Al relacionar el cambio climático y la actividad económica de los países podemos visualizar que éste produce alteraciones en la producción de bienes y servicios, modifica los patrones de consumo de los individuos y sus familias, genera un cambio de las estrategias de los agentes productivos e influye en las políticas ambientales de los estados.

Paraguay, como otros países de la región y el mundo, enfrenta las consecuencias del cambio climático por su alta dependencia de un sistema primario de producción y con una infraestructura, capacidad logística y sector de servicios aún en desarrollo, según un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En el país ya podemos sentir los primeros efectos del cambio climático: profundas olas de calor, inundaciones, sequías prolongadas, afectación en las especies de plantas y animales, pérdidas económicas en distintos sectores, calidad y disponibilidad de recursos hídricos, emigración y otros.

Utilizando datos anteriores a la pandemia, el Proyecto de Capital Humano del Banco Mundial estimó que un niño nacido en Paraguay en el año 2020 solo alcanzaría el 53% de la productividad que podría haber alcanzado si tuviera pleno acceso a la salud y a la educación. Este resultado es inferior a los promedios regionales y a los de los países de ingresos medios altos, de no desarrollar e implementar estrategias para enfrentar correctamente este evento, las posibilidades de que estos indicadores empeores aumentara de forma dramática.

Por otra parte, por su alta vulnerabilidad al cambio climático, se requiere un monitoreo constante de los modelos climáticos para poder predecir con la mayor exactitud posible las variaciones en el ciclo de lluvias y las sequias.

En el futuro se espera que los eventos meteorológicos sean más frecuentes e intensos, por lo que se necesitan cambios estructurales para aumentar la productividad y la capacidad de recuperación. Para lograr esto, es importante fortalecer al estado paraguayo y hacer cumplir las regulaciones, así como invertir en capital humano e infraestructura, especialmente para adaptarse al cambio climático y aprovechar las oportunidades de una economía más verde. Para financiar estas y otras inversiones, Paraguay necesita generar más ingresos internos de manera justa y eficiente, mejorar la calidad del gasto público y atraer más inversión privada.

En conclusión, el país tiene una economía primaria exportadora dependiente del clima, algunos técnicos e intelectuales la definen como agua-dependiente, porque del agua depende fundamentalmente su PBI y las actividades productivas en agricultura, ganadería, producción de energía de Itaipu y Yacyretá, y el transporte fluvial por el río Paraguay y el río Paraná; si estos ríos no son navegables el país no tendría salida al mar.

El cambio climático es una amenaza que no podemos desconocer, no estamos hablando del futuro, estamos ya viviendo sus efectos, sino tomamos acción de inmediato las consecuencias para las nuevas generaciones pueden ser muy desfavorables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.404,16
PYG +0,34%
0,94
EUR +0,20%
5,19
BRL +1,27%
868,28
ARS +0,32%
38,67
UYU +0,11%