TIEMPO EN ALTO PARANÁ

La Fiscalía y DNIT allanan locales para desbaratar megaesquema de evasión fiscal

El operativo “Las Tías” se ejecutó en dos puntos de Ciudad del Este y el barrio Mariscal López de Hernandarias.

El Ministerio Público y la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios (DNIT) ejecutaron ayer una serie de allanamientos en Hernandarias y Ciudad del Este en el marco del operativo “Las Tías”, investigando un millonario esquema de defraudación fiscal mediante la venta de facturas falsas, clonadas y que involucra a empresas de maletín. Se habla de una pérdida para el fisco de unos G. 80.000 millones, según la DNIT, organismo que formuló la denuncia ante la Fiscalía. Uno de los estudios contables allanados es de la Lic. Blanca Sosa, suegra del concejal de Hernandarias Jhon Florentín (ANR). Actualmente, serían varias las oficinas contables confabuladas con empresas que se dedican a evadir impuestos mediante un esquema de firmas fantasmas, facturas falsas o inventadas, ante los controles permeables del Gobierno.

La DNIT llevó adelante ayer conjuntamente con el Ministerio Público tres allanamientos en Hernandarias y Ciudad del Este, ante un millonario caso de defraudación fiscal. El operativo es denominado “Las Tías”, porque hay relación de parientes en al menos de una de las empresas involucradas. Señalan que se trata de un esquema grande que vendía facturas ocasionando una pérdida al fisco por unos G. 80.000 millones, según datos preliminares.

La fiscal Marlene González, de la unidad especializada de delitos económicos y anticorrupción, fue la que encabezó los operativos. La misma manifestó que se estaban buscando documentaciones en base a una denuncia puntual formulada por la DNIT.

“Estamos hablando de una evasión muy grande, registrada en el periodo 2017-2021, luego se hizo una ampliación de la denuncia hasta el año 2022. Hicimos hoy tres allanamientos, uno en el barrio Mariscal López de Hernandarias y dos en Ciudad del Este, un estudio contable ubicado sobre Avda. Camilo Recalde de CDE, y otro en el barrio San Roque calle Che Sy Hasy, en donde hallamos una humilde casa de madera, pero figura un local de venta de materiales de construcción y paisajismo”, explicó, dando a entender que el local era sede de diversas empresas “fantasmas”.

La agente explicó que no hubo detenidos y que se buscaban facturas, talonarios, copias de sistema informático, ya que gran parte de la documentación ya está en poder de la DNIT. “La investigación es incipiente, la unidad fiscal a mi cargo maneja el caso hace un mes y medio. En principio hablamos de evasión, pero lógicamente pueden surgir otros hechos punibles por el camino”, puntualizó.

ESTRUCTURA DE FRAUDE ENORME

El director de la DNIT, Óscar Orué, dijo que se está combatiendo una estructura de defraudación fiscal muy grande. Indicó que se procedió a la incautación de gran cantidad de documentación que básicamente confirma las presunciones que tienen desde la institución sobre el esquema. Los allanamientos se realizaron en simultáneo, de manera que no haya documentación perdida durante el proceso.

Orué acotó que, con esta metodología, el fisco dejó de percibir entre G. 70.000 a 80.000 millones en tributos, por lo que resulta bastante importante este procedimiento respecto a la lucha contra la evasión. Explicó que la estructura criminal facturaba unos G. 500.000 millones en los últimos 4 a 5 años, datos que no son reales debido a que se vendían facturas en el mercado negro. “Son empresas de fachada que vendían facturas que realmente no habían ni el bien ni el servicio que supuestamente se ofrecía”, acotó el titular de DNIT.

El esquema se dedicaba a vender facturas a empresas que buscaban pagar menos impuesto al valor agregado (IVA) y de renta al fisco, donde obtenían ganancias del 5% sobre el monto de las facturas. El alto funcionario alegó que también sancionarán a las empresas que utilizaron dichas facturas con multas de hasta el 300% sobre el monto evadido.

Asimismo, Orué explicó que en principio no encontraron proveedoras del Estado, ya que son empresas privadas con documentación “aparentemente falsa”. “Se movían en construcción, asesoramiento, contabilidad de personas cuyas facturas se utilizaban para vender, sin que estas personas sepan”, señaló. Por otro lado, el director de Ingresos Tributarios aseguró que más de 10 personas estarían detrás del esquema. Orué recordó que “a partir del 2020 que la evasión es un delito precedente de lavado de dinero, así como el contrabando”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.511,50
PYG –0,19%
0,93
EUR –0,06%
5,43
BRL 0,00%
905,08
ARS +0,05%
39,30
UYU –0,19%