TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Junta Departamental se solidariza con niños que reciben comida que “ni los perros quieren”

En sesión ordinaria de la Junta Departamental varios ediles criticaron con dureza a la firma Copacabana S.A. y a las autoridades de Franco, que minimizan las irregularidades existentes en la provisión del almuerzo escolar.

Concejales departamentales del Alto Paraná se hicieron eco de la grave situación en Presidente Franco respecto a la provisión del almuerzo escolar, de parte de la empresa Copacabana S.A., vinculada al clan Zacarías. Los ediles criticaron duramente a la firma y a las autoridades municipales por permitir semejante situación. Decidieron pedir informes y expresaron su más firme respaldo a los niños, padres de familia, docentes y a directores de escuela que tuvieron la valentía de denunciar las irregularidades cometidas por Copacabana. Refirieron que la imposibilidad de rescindir contrato con la cuestionada firma, alegada por el intendente Roque Godoy y la Junta Municipal, es una falacia y una excusa barata de las autoridades, que son cómplices de la situación.

Fuertes cuestionamientos se escucharon ayer en la sesión ordinaria de la Junta Departamental del Alto Paraná, al hacerse eco varios concejales de la grave situación que están soportando los niños de escuelas públicas franqueñas, beneficiarios del almuerzo escolar, que está siendo entregado en medio de grandes falencias por la empresa Copacabana S.A., vinculada al nefasto clan Zacarías.

La concejal Mabel Otazú (Yo Creo), al hacer uso de la palabra durante la sesión, expresó su repudio e indignación por la situación planteada, exteriorizando además su solidaridad hacia los niños, padres de familia y directores de escuela que se animaron a denunciar las irregularidades. “Están jugando con la salud de los niños, es una conducta criminal de parte de las autoridades franqueñas y la empresa adjudicada a proveer el almuerzo escolar. Vemos que las notas de los directores, enviadas al intendente e informando de la situación, no tienen ninguna respuesta y recién después de viralizarse por la prensa y las redes sociales, las autoridades están reaccionando tímidamente”, cuestionó.

La misma añadió que es grave e indignante lo que está sucediendo en Presidente Franco. “Insto a mis colegas concejales a velar por la salud de los niños, tenemos que ayudar a los padres a hacer las denuncias y ver en qué instancias pueden tener respuestas, porque ni el intendente ni la Junta Municipal están tomando en serio este asunto, que va terminar en el oparei si no hacemos algo. No puede ser que estén entregando almuerzo con cáscara de huevo, hamburguesas crudas, comida con gusanos y cucarachas. Una madre dijo que ni siquiera su perro quería comer la comida de Copacabana, es una vergüenza”, señaló Otazú.

La misma sentenció que, en estas condiciones, la mejor alternativa sería la inmediata rescisión de contrato, pese a que el intendente Godoy y los concejales municipales alegaron que “eso es imposible”. “No es imposible, lo que tratan es de minimizar y proteger los intereses de la empresa, pero sinceramente pienso que es mejor quedar sin almuerzo, que tener servida una comida que ni siquiera los chanchos quieren comer. Esta empresa tiene contrato por más de 3 mil millones de guaraníes con la municipalidad, no puede ser que no sean capaces de ofrecer almuerzo decente a los niños”, puntualizó la edil.

Otazú recibió apoyo del concejal Herminio Corvalán (Yo Creo), quien calificó la situación de Franco como “muy grave”. “Sabemos que son muchas las empresas que hacen negociados con el almuerzo escolar, conjuntamente con las autoridades vigentes. Como concejales departamentales, nosotros debemos involucrarnos, exigir informes a las empresas, a los intendentes, acompañar las denuncias de los padres y directores. En Alto Paraná el almuerzo escolar debe dejar de ser un feroz negociado”, afirmó el concejal Corvalán.

BARRIOS “DISPARÓ” CONTRA SU COLEGA JULIA FERREIRA

También hizo uso de palabra el concejal Aldo Barrios (Yo Creo), quien igualmente se solidarizó con los niños de Pdte. Franco, repudiando que comida de pésima calidad se esté entregando a los niños de escasos recursos, que estudian en las escuelas públicas.

Sin embargo, Barrios fue más allá y criticó con dureza a su colega, la concejal departamental Julia Ferreira (libero-cartista), quien en su momento fue concejal municipal e intendente interina de Pdte. Franco, siendo denunciada por la Contraloría General de la República por un intento de millonario daño patrimonial en la Comuna franqueña.

En ese sentido, Barrios recordó que la CGR denunció ante el Ministerio Público un intento de millonario daño patrimonial en la Municipalidad franqueña, en una licitación de almuerzo escolar. La denuncia afecta al intendente Roque Godoy, a la exintendente interina Julia Ferreira y a la seccionalera María Fátima Sartorio, dueña de Fasv Import Export, entre otros.

Según la denuncia del ente contralor, en 2021 las autoridades municipales intentaron causar un daño patrimonial de G. 582.595.200 a la Comuna, al direccionar la licitación a favor de la firma Fasv Import Export. El plan del millonario perjuicio patrimonial fue frustrado gracias a la intervención de la DNCP (Dirección Nacional de Contrataciones Públicas). Pero a raíz de la actuación ilícita de las autoridades franqueñas, los alumnos se quedaron sin la alimentación en el año lectivo 2021.

El 28 de septiembre de 2021, la entonces intendente interina Julia Ferreira  adjudicó la licitación del almuerzo escolar a Fasv Import-Export, pese que presentó la oferta más alta. La proveedora con mejor precio fue descalificada por el comité de evaluación. El servicio del almuerzo escolar fue direccionado a favor de una empresa y en perjuicio de las arcas de la Municipalidad de Presidente Franco, según el informe de la Contraloría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.512,82
PYG –0,23%
0,93
EUR +0,17%
5,42
BRL –0,09%
902,49
ARS 0,00%
39,28
UYU 0,00%