TIEMPO EN ALTO PARANÁ

El retorno de los “Linces” es un paso importante

El ministro del Interior, Enrique Riera, reveló que están trabajando para aumentar la cantidad de efectivos del Grupo Lince, agentes policiales motorizados que patrullan las calles, como uno de los principales ejes de su gestión para la lucha contra la inseguridad. La inversión en tecnología es otro de los puntos que se tienen en carpeta en la cartera de Estado, aunque no dio muchos detalles de ello. “Hay una nueva esperanza del nuevo gobierno. Es una nueva oportunidad para todo el pueblo paraguayo”, sostuvo Riera.

Recordemos que, en su primer discurso como presidente de la República, Santiago Peña se refirió a la importancia de invertir en la Policía. “En seguridad nos duele el dolor de las familias de las víctimas, nos duele cada muerte, cada injuria, cada secuestro. Nuestra respuesta inmediata será tan simple como efectiva: más efectivos en las calles, menos en las oficinas. Más utilización de tecnología. Mejor entrenamiento de nuestras fuerzas de seguridad. Racionalización del equipo y los insumos para que estén disponibles en el día a día. Mejor gestión del talento humano”, señaló.

Días pasados, Riera declaró que actualmente son 650 los miembros del Grupo Especial de Agentes Motorizados, también conocido como Grupo Lince. Durante su administración se prevé que el número aumente a 1.800.

Cabe recordar que durante el gobierno de Mario Abdo Benítez, apena asumidas sus funciones, se instaló una verdadera “caza de brujas” en la Policía Nacional, que tuvo como consecuencia una reducción considerable del potencial del Grupo Lince, por mero revanchismo político, antes que razones tácticas o técnicas.

Fue una de las actitudes que revelaban la tremenda inmadurez política y el nulo oficio de poder del entonces presidente Mario Abdo, ya que el tema seguridad siempre estuvo en primer lugar en el orden del reclamo de la ciudadanía. Queda también la lección para el presidente Peña, que si se prioriza el pase de factura permanente a quienes se considera los enemigos políticos de turno, difícilmente se consigan instituciones fuertes, y principalmente en materia de seguridad.

Si bien es cierto que unos pocos de los miembros del Grupo Lince se vieron involucrados en algunos inconvenientes, no fue razón suficiente para que el entonces ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, los fuera arrinconando, al punto que “los linces” desaparecieron de las calles, lo que acabó causando una mayor actividad delictiva. A las personas que transitan diariamente, la vista de estos agentes motorizados les produce confianza y sensación de seguridad, por lo que era aconsejable que los “linces” estén desplegados en las principales ciudades del país.

La seguridad de las personas es uno de los pilares de una sociedad organizada; sin esta condición, muchas otras ventajas y valores sociales quedan anulados. Ya es hora de que las autoridades dejen de lado la retórica y tomen en serio la cuestión para que los ciudadanos y las ciudadanas puedan gozar de aquello que debería serles inherente: disfrutar de sus bienes sin peligro, poder transitar sin temer por su integridad física, atender sus negocios personales con tranquilidad. Sin estas condiciones, muchos valores diariamente declamados, como la libertad, la equidad, la dignidad, etc., quedan convertidos en meras utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.475,29
PYG –0,50%
0,93
EUR +0,04%
5,40
BRL –0,01%
901,75
ARS 0,00%
39,11
UYU 0,00%