TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Camaristas liberan a sujeto que amenazó de muerte a sus colegas

Los bandidos habían amenazado de muerte al tribunal que les condenó por un violento asalto y al fiscal de la causa. Uno ahora quedó libre, gracias a la complacencia de un tribunal de alzada.

De manera totalmente inaudita y absurda, integrantes de la Cámara de Apelaciones decidieron otorgar arresto domiciliario a uno de los delincuentes que, días pasados, amenazaron de muerte a los jueces y al agente fiscal durante el juicio oral y público en el que fueron condenados. El beneficiado es Darwin Espínola Valdez, quien fue condenado a ocho años de prisión tras comprobarse su participación en el violento asalto a una armería, ocurrido en San Cristóbal en el año 2022. La liberación del sujeto deja en evidencia que a los miembros del Tribunal de Apelaciones no les importa el riesgo que corren sus propios colegas, el fiscal de la causa y también la víctima que están “jurados de muerte”.

El pasado d 11 de agosto, el tribunal de sentencia integrado por los magistrados Lourdes Morínigo (presidente), Oscar Gabriel Genes y Evangelina Villalba condenó a dos hombres por tentativa de homicidio y robo agravado. Al término del juicio, los jueces fueron amenazados por los sentenciados, Juan Gabriel Gauto Caballero, condenado a18 años de cárcel, y Darwin Espínola Valdez, a 8 años. El juicio oral había concluido tras varias semanas de audiencias y durante todo el desarrollo, fue bastante conflictivo por parte de los enjuiciados y su defensa.

Al término del juzgamiento público, los condenados amenazaron de muerte a los jueces de sentencia, al fiscal José Silguero y a la propia víctima. El hecho tuvo repercusión inmediata y la Asociación de Agentes Fiscales, cuyos integrantes expresaron su absoluto rechazo a estas acciones y expresaron su firme compromiso con el respeto al estado de derecho y los principios fundamentales que rigen la sociedad. La Asociación de Magistrados del Alto Paraná (Asomap) también repudió lo ocurrido y expresó su respaldo hacia sus colegas amenazados.

“BOFETADA”

Sin embargo, el 17 de agosto, pocos días después de haber culminado el juicio y de perpetrarse las amenazas de muerte, un tribunal de apelaciones, conformado por los magistrados Marta Acosta Insfrán (preopinante), Nilda Estela Cáceres y Raúl Insaurralde, dieron una verdadera bofetada a sus colegas del tribunal de sentencia, al fiscal José Silguero y a la propia víctima del caso, al otorgar arresto domiciliario a uno de los condenados, Darwin Espínola Valdez, sentenciado a 8 años de prisión.

Los magistrados se allanaron a un pedido del abogado Fabián Iglesias, representante legal del sentenciado, quien alegó el “delicado estado de salud de su cliente” y su “buen comportamiento”. Fue así, que sin muchos trámites los miembros del tribunal de alzada enviaron a su casa al peligroso marginal, mientras estudian la apelación.

INDIGNADOS

La Asociación de Magistrados del Alto Paraná y la Asociación de Agentes Fiscales emitieron un comunicado condenando las amenazas contra sus asociados. En la oportunidad, varios magistrados habían manifestado que se sentían desprotegidos y temían que este tipo de amenazas sean concretadas por los marginales,  sin embargo, a los miembros de la Cámara de Apelaciones que otorgaron la medida al peligroso asaltante ni siquiera les pesa la conciencia para exponer a sus colegas, quienes ahora podrían ser blanco de algún atentado.

Es de esperar que los gremios mencionados repudien de manera más vehemente esta nueva afrenta a la independencia judicial, al quedar libre un delincuente que pocos días antes se tomó el lujo de amenazar de muerte a jueces y fiscales por condenarlos.

Cabe mencionar también la víctima recibió amenazas de muerte de esta peligrosa gavilla, por lo que con esta decisión cuestionada, también corre peligro su vida.

EL HECHO

El caso ocurrió el 26 de febrero del año 2022, cuando los hoy condenados y otros cómplices llegaron al local comercial denominado “Caza y Pesca Wincolt”, situado en el casco urbano de San Cristóbal, a bordo de un automóvil Daewoo, sin matrícula. Lo que no esperaban era que el dueño del local, José Felipe Zanetti, reaccionara con rapidez ante la presencia de los atacantes y se enfrentó a tiros con ellos. Durante la balacera dos de los asaltantes resultaron baleados. Uno murió en el lugar, mientras Gauto Caballero salió presuroso del sitio y abordó el rodado, en el cual se encontraban los demás implicados y huyeron del lugar.

Luego, por el camino, el vehículo tuvo un desperfecto y los asaltantes dejaron abandonado al herido Gauto Caballero y se adentraron a una zona boscosa, ubicada en la estancia Zanja Moroti, donde finalmente fueron aprehendidos.

APADRINADOS

Por último, fuentes del Poder Judicial indicaron a periodistas de La Clave que el juez Raúl Insaurralde y su colega, Nilda Estela Cáceres, fueron nombrados como camaristas de la mano de la extinta senadora Zulma Gómez (PLRA), y ahora siguen cometiendo atrocidades en sus cargos, bajo el padrinazgo de otros políticos de turno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.512,82
PYG –0,23%
0,93
EUR +0,18%
5,42
BRL –0,03%
902,38
ARS –0,01%
39,28
UYU 0,00%