TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Fenómeno El Niño impactaría en el desarrollo de zafra sojera

En los próximos días habría más lluvia y humedad.

En el informe agroclimático del Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO) se observan lluvias y altos índices de humedad, que indican el arranque del fenómeno “El Niño” en la próxima campaña agrícola. Se trata de una alerta para el manejo de los cultivos, pues se podría presentar importantes incidencias de enfermedades relacionadas con el calor y la humedad, como la roya de la soja. En Alto Paraná, la siembra de soja comenzará en la primera semana de setiembre.

En un análisis realizado para setiembre, octubre, noviembre y diciembre, destacan niveles más elevados de humedad que se posicionan en el sector sur de la Región Oriental durante octubre y en el noreste durante diciembre, con valores que alcanzan entre 75% y 80%, asociado a la temporada de verano y el aumento de la precipitación.

Los expertos agroclimáticos alertan que este panorama beneficia en los estadios iniciales y en la fase vegetativa del cultivo, pero es motivo de precaución para los productores debido a que, humedades excesivas en combinación con el aumento de las temperaturas en los meses claves del desarrollo de los cultivos, pueden generar consecuencias negativas, aumentando el riesgo de apariciones de enfermedades fungosas.

“Si no hay un control de fungicidas, principalmente, de enfermedades de hongos, se tendrá un grave problema en el cultivo. Cuando hay mucha humedad y lluvia, las aplicaciones no tienen el efecto deseado. El Fenómeno El Niño lo tomamos con mucho cuidado, debido al ataque masivo de plagas y si no hay condiciones para hacer frente, es perjudicial”, explicó Aurio Frighetto, representante de la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP) en el décimo departamento.

Además, otro punto crítico a considerar es la variabilidad de las condiciones climáticas de un año a otro. Si bien este análisis representa el comportamiento normal de la humedad relativa, es esencial reconocer que el clima es variable y los extremos están en fluctuaciones constantes. Por eso, es de suma importancia la toma de decisiones basadas en datos agroclimáticos precisos y la implementación de prácticas agrícolas sostenibles fundamentales para garantizar una mejor producción, expresaron los expertos del INBIO.

En cuanto a precipitaciones, los pronósticos de lluvia mensuales indican condiciones generalmente favorables para la próxima campaña. En líneas generales, se espera un patrón de lluvias normales a levemente por encima de lo normal desde setiembre a octubre en la mayor parte del país, comparado este valor a la media histórica de estos meses.

“Estimamos que vamos a tener inicio de siembra a partir del 5 de setiembre. Hay muchas parcelas listas, esperando que llegue la fecha para empezar. Ahora estamos dentro del vacío sanitario, que va hasta el 30 de agosto. Estimaos que la superficie plantada superará las 900.000 hectáreas”, indicó el productor.

INDICENCIA EN LA SOJA

Los últimos episodios de la incursión del fenómeno “El Niño” sobre el territorio nacional presentaron incidencia en la distribución espacial y temporal de precipitaciones. En ese contexto, las predicciones indican que se tendrían buenos registros de lluvias durante el periodo de la campaña 2023-2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.382,06
PYG 0,00%
0,94
EUR 0,00%
5,20
BRL 0,00%
871,25
ARS +0,13%
38,39
UYU 0,00%