TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Mejorar condiciones de vida de miles de niños paraguayos, prioridad impostergable

Hoy, 16 de agosto, se celebró el Día del Niño en el Paraguay, en homenaje a los niños mártires de la Batalla de Acosta Ñu, ocurrida el 16 de agosto de 1869, en la etapa final de la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870), que enfrentó a nuestro país contra el Brasil, la Argentina y el Uruguay.

Aunque generalmente resulta polémico asociar una fecha de celebración, de fiestas y de regalos para los más pequeños con una magna tragedia bélica, lo cierto es que la realidad actual en que se desenvuelve gran parte de la infancia en Paraguay sigue siendo un gran desafío, que implica enfrentar otras formas de batalla, contra la pobreza, el analfabetismo, la exclusión y la falta de mejores políticas de asistencia para los niños y las niñas. En estos tiempos de crisis y pobreza extrema, la realidad de muchos niños lamentablemente ha empeorado drásticamente, debido a la inoperancia de los que gobiernan el país.

Según datos de la Encuesta Permanente de Hogares – EPH, la población total en Paraguay corresponde a 7.167.516 habitantes, de los cuales 1.926.108 son niños y niñas entre 0 a 13 años de edad, lo que representa el 27% de la población total.

De la población de niñas y niños, el 37% reside en hogares en condición de pobreza: el 6% se encuentra en pobreza extrema y 31% en pobreza no extrema. Al considerar la situación de pobreza según sexo, se puede observar el alto porcentaje de niños y niñas que residen en hogares pobres asistiendo a instituciones del sector oficial, así como el elevado porcentaje de pobreza extrema en la zona rural.

Aunque existe una campaña en los centros asistenciales para reconocer a los nacidos, hasta ahora 43% de los niños es registrado antes de su primer año. Con relación a la protección que deberían de tener, “6 de cada 10 menores manifiestan violencia en su entorno familiar”, según datos que maneja Global Infancia. En cuanto a los procesos judiciales que pesan contra los menores, solo el 10% de los adolescentes privados de su libertad cuenta con una sentencia judicial definitiva.

Global Infancia, en su afán de tener datos con relación al trabajo infantil y juvenil, registra que el 16% de los menores entre 5 y 17 años trabaja; el 21% en tareas peligrosas. El 9,5% de menores trabajadores de entre 14 y 18 años no cuenta con un contrato. El 40,7% de las adolescentes económicamente activas realizan trabajos domésticos. Unos 47.000 niños se encuentran en situación de criadazgo, según esta organización.

Estos son solamente algunos aspectos de una realidad social que sigue siendo dolorosa en lo referente a la problemática de los niños y niñas. Por ello, más allá de los discursos, de las meriendas con torta y chocolate, y de la entrega de regalos en actos populistas, urge emprender acciones de transformación real, que permitan disminuir la brecha de marginalidad en que se debaten miles de familias, especialmente los más pequeños. El verdadero homenaje a los niños y las niñas sería darles una vida más digna a ellos y a sus familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.525,88
PYG +0,02%
0,94
EUR +0,08%
5,45
BRL +0,01%
905,54
ARS –0,03%
39,38
UYU –0,01%