TIEMPO EN ALTO PARANÁ

A cambio de prebendas y promesas de cargos, ediles colorados hacen lobby por Lucho Zacarías en Itaipu

Ayer, la Junta Municipal de Minga Guazú, al igual que la de Hernandarias, declaró “de interés departamental” el posible nombramiento de Zacarías en el importante cargo.

El nefasto clan Zacarías está operando fuertemente para que el exgobernador y actual diputado Justo “Lucho” Zacarías (ANR – Honor Colorado) sea designado nuevo director general paraguayo de la Itaipu Binacional. Obsecuentes y genuflexos concejales municipales colorados de Hernandarias y de Minga Guazú, a cambio de promesas de cargos y prebendas, están aprobando sistemáticamente declaraciones de “interés distrital” en favor de las pretensiones de Justo Aricio  Zacarías, de nefastos antecedentes como gobernador del Alto Paraná. Se espera una firme actitud del presidente electo Santiago Peña para que no designe a una persona con un historial tan negro de corrupción e ineficiencia en un cargo de relevancia para el departamento y el país.

Como una verdadera afrenta a la ciudadanía altoparanaense, califican la actitud de concejales municipales colorados de Hernandarias y Minga Guazú, que declararon de “interés distrital” la designación de Justo “Lucho” Zacarías Irún, como director general paraguayo de la Itaipu Binacional.

La semana pasada había sido aprobado este tipo de declaración por la Junta de Hernandarias y ayer también por una mayoría de ediles colorados de Minga Guazú. Así también se planteó el tema en la Junta Municipal de Pdte. Franco, en donde afortunadamente los ediles tuvieron el bueno tino de rechazar la petición de colocar nada menos que en el cargo más importante de la binacional a un personaje impresentable, con procesos judiciales por corrupción en curso, y con nefastos antecedentes en la función pública.

De acuerdo a los datos, uno de los principales “operadores” de Justo Zacarías para acceder a la dirección general de Itaipu es el político colorado esteño Rolando Segovia, más conocido como “el planillero de la UNE”. El mismo sería el que se acerca a los concejales colorados y les pide que apoyen a “Lucho”, prometiendo a cambio que, de acceder Zacarías al encumbrado cargo, habría cargos y recursos para todos los que le apoyaron en su momento, en un claro caso de prebendarismo y zoqueterismo “al más tradicional estilo colo’o”. Segovia también estaría intentando convencer a la Asociación de Municipalidades del Alto Paraná (AMUALPA) a emitir una declaración similar, sin embargo, hasta el momento los intendentes no cedieron a las presiones.

Diputado Lucho Zacarías, quien aspira ser nuevo director general paraguayo de la Itaipu.

PERSONAJE RECHAZADO POR LA SOCIEDAD PARANAENSE

Lucho Zacarías es integrante del nefasto clan Zacarías, comandado por su hermano Javier Zacarías Irún, de cuestionable carrera política y logró el rekutu como senador. Actualmente, Justo Aricio ejerce como diputado, sin embargo, ya no ocupará ningún cargo electivo para el siguiente periodo gubernamental, por lo que se está “rebuscando” para un nuevo zoquete, contando también para el efecto con la ayuda de su esposa, la diputada Rocío Abed (reelecta para el periodo 2023-2028) y de su hermano, Javier Ernesto.

Sin embargo, no se puede ignorar el nefasto pasado de los integrantes del clan Zacarías, que saquearon durante casi dos décadas en la función pública (Municipalidad de Ciudad del Este/Gobernación de Alto Paraná) y soportan varios procesos por corrupción, sumando al alto rechazo con que cuentan dentro de la sociedad y el casi nulo apoyo político que actualmente gozan. El propio Lucho Zacarías tuvo muchas denuncias de corrupción pesando contra su administración, como el caso de los “gallineros de oro”, por citar apenas un hecho.

Cabe recordar que durante su gestión, unos G. 598.900.000 fueron asignados para construir gallineros a los productores de 12 distritos del Alto Paraná, sin embargo, durante recorridos de control, concejales departamentales constataron que los gallineros fueron hechos con tejido de alambre y maderas por una calidad que no supera los 800 mil guaraníes, sin embargo la Gobernación pagó G. 13.458.108 por cada gallinero, monto considerado exorbitante.

La ciudadanía paranaense espera, por parte del próximo presidente Santiago Peña, la indicación de un altoparanaense honrado, idóneo y capaz al frente del alto y delicado cargo en la central energética. También desde el sector empresarial indicaron que esperan que el presidente electo actúe con sabiduría y no manche su inicio de gestión, rodeándose de oscuros personajes, como el caso de Lucho Zacarías, cuyo nombramiento no sería tomado como un favor al décimo departamento, sino al contrario, mancharía la imagen de los habitantes de esta región del país, que cuenta con suficientes representantes dignos para ocupar tan importante cargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.556,41
PYG 0,00%
0,92
EUR +0,04%
5,60
BRL +0,01%
924,13
ARS 0,00%
40,30
UYU 0,00%