TIEMPO EN ALTO PARANÁ

Accidentes se siguen cobrando vidas ante inconsciencia ciudadana y falta de control

Después de cada fin de semana se publican los datos de los controles que realiza la Patrulla Caminera en las rutas. Las cifras, aunque pueden variar, siempre expresan lo mismo: el alcohol, la inconsciencia y la impunidad nos siguen ganando la partida, y hasta los médicos, ya extenuados por la pandemia del Covid-19, comienzan a perder la paciencia al verse obligados a ser observadores impotentes de esta epidemia de accidentes.

Las campañas de concientización para prevenir accidentes no son efectivas. Los accidentes de tránsito en el Paraguay siguen causando estragos en la población. Y, además de la imprudencia y la temeridad, el alcohol sigue estando detrás de la gran mayoría de estos eventos.

El fin de semana, nuevamente hubo gran cantidad de accidentes, con varios muertos y mutilados, principalmente motociclistas. Este dato debería ser suficiente para inspirar algo de temor en la población. Pero no es suficiente, y lo peor es que hay mucho más.

Según los registros de Salud Pública, apenas un 16% de los motociclistas accidentados llevaban casco. Otro dato de no menor importancia es que cada accidentado le cuesta al Estado un promedio de G. 80 millones, lo que al año suman USD 100 millones. El costo diario de la terapia se calcula entre 5 a 7 millones de guaraníes.

El alcohol y la imprudencia son las principales causas de los accidentes vehiculares en el Paraguay. También los menores al volante, principalmente de motos,  es parte de la problemática. Se suma a esto que muchos conductores que circulan por las calles de las ciudades y por las rutas del país no cuentan con patentes, habilitaciones y la inspección técnica de sus vehículos.

Al mismo tiempo, resulta obvio que si esta situación ha llegado a niveles epidémicos es porque las autoridades no han aplicado las leyes y reglamentos con el rigor que corresponde.

El Estado debe ejercer mejores controles para evitar que los borrachos e imprudentes sigan causando muertes en nuestras calles y rutas. Y las autoridades deben ser las primeras en combatir la impunidad que sigue permitiendo que se mantengan al volante aquellos que por irresponsables no deben conducir un vehículo motorizado.

Pero también se necesita un compromiso ciudadano en cuanto al respeto de las disposiciones y reglas de tránsito, para lo cual la aplicación de multas sin reparos es aleccionadora. Sin esto, seguiremos lamentando esta epidemia de accidentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COTIZACIÓN DEL DÓLAR

USD1
Estados Unidos Dólar. USA
=
7.570,39
PYG +0,13%
0,92
EUR +0,13%
5,61
BRL +1,21%
924,47
ARS +0,11%
40,30
UYU +0,02%