Piden prisión para exhibicionista que abusó de su hijastra y amiga de 9 años

Abuso sexual en niños y actos exhibicionistas son las tipificaciones penales atribuidas a un padrastro pervertido, quien abusaba sucesivamente de su hijastra de 9 años, quien ya le habría tomado costumbre al comportamiento del presunto depravado. David Chávez Amarilla, de 38 años, afincado en el Km 9 Monday, fue procesado por la fiscal Carolina Rosa Gadea, con pedido de prisión preventiva ante la gravedad de los hechos constatados en las investigaciones primarias sobre el caso.

Ilustración de una niña víctima de abuso sexual. En la generalidad de los casos, los autores son familiares cercanos. La Fiscalía pidió la rebeldía del procesado.

En apariencia, la hijastra ya estaba acostumbrada a los abusos por parte de su padrastro, según especificaciones del acta de imputación, ya que las agresiones sexuales fueron denunciadas por una amiga de 9 años de la víctima principal, quien fue a visitarla y también fue sometida con ayuda de la misma. La vecina contó que su amiga le tapó los ojos estando en la habitación con el presunto depravado y este la forzó a practicarle sexo oral, conforme las constancias de la investigación. Chávez Amarilla habría ido posteriormente al fondo del patio de su vivienda, donde se desvistió para exhibir sus genitales a las dos niñas.

La Fiscalía solicitará ante el órgano jurisdiccional el sometimiento de las dos víctimas a la Cámara Gesell en carácter de anticipo jurisdiccional de pruebas, cuyo resultado será fundamental para la toma de decisiones en la conclusión de la etapa preparatoria. Primariamente, concurren elementos de convicción suficiente sobre la existencia de un hecho punible grave, cuya expectativa de pena es de hasta 15 años de pena privativa de libertad, cuando pueda probarse la autoría del procesado, señala parte del escrito fiscal. Gadea señala al juez de la causa el peligro de fuga y la obstrucción a la investigación, ya que se reúnen los requisitos establecidos en el artículo 242 del Código Procesal Penal que establece el aumento a 20 años la expectativa de pena privativa de libertad, dado que el procesado es al mismo tiempo tutor de la menor víctima.

Con estos fundamentos, pidió al juzgado, ordene la prisión preventiva del encausado, previa suspensión de plazo, hasta tanto se levante su rebeldía.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *