Familiares de condenados por robo y tentativa de homicidio claman justicia

Amancio Ortega declaró que su hermano fue condenado siendo inocente y anunció nuevas acciones legales buscando su libertad.

Familiares de cuatro condenados por robo agravado y homicidio en grado de tentativa que, según afirman, no cometieron, buscaban asesoramiento profesional para encarar nuevas acciones legales de manera a que recuperen su libertad. Amancio Ortega señaló que agentes de Investigación de Delitos consiguieron declaraciones falsas bajo torturas para presentar a su hermano Ramiro, de 64 años; Francisco Escalada, de 23, y Nelson Servín Acosta, de 20, como incriminados en los hechos por Gloria Escalada, exdoméstica de la víctima, como los autores del crimen.

El hecho de referencia ocurrió el 8 de julio de 2013 en el Área 5 de Presidente Franco, en la vivienda de la ciudadana oriental Chun Chu Wan Chen, de 50 años, quien fue atacada por desconocidos cuando se disponía a dirigirse a su lugar de trabajo. La víctima fue brutalmente golpeada por los criminales y por las secuelas quedó parapléjica. Ortega dijo que al momento de ocurrido el caso, su hermano, condenado a 12 años, se encontraba en la colonia Golondrina de Caaguazú, cosechando caña de azúcar. Afirmó que agentes de Investigación de Delitos detuvieron primero a Gloria Escalada y sometida a terribles torturas la obligaron a dar los tres nombres de los presuntos autores del hecho, hoy condenados a penas de entre 7 y 12 años de cárcel y abandonados por su abogado Joaquín Núñez, quien cobró G. 10.000.000 en concepto de honorario. Acusó al tribunal de sentencia, presidido en su momento por Norma Girala e integrado por Carmen Barrios y Mirtha Aguayo, casualmente todas fuera de la magistratura por actos de corrupción, de no haber tenido en cuenta las declaraciones de testigos para condenar a los procesados.

Acotó que Gloria imploró al tribunal, la libertad de los tres hombres señalando que ella los incriminó tras las sesiones de torturas de los policías, quienes le pusieron un cuchillo al cuello para dar los nombres por ellos escogidos. Ahora, buscan que un abogado, utilizando los antecedentes del caso, consiga la revisión de las medidas ante la máxima instancia judicial.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *