Cuatro juezas y una fiscal de Alto Paraná removidas del cargo por mal desempeño

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) destituyó ayer a cuatro juezas de sentencias y a una fiscal del Alto Paraná por mal desempeño de sus funciones. Dos de las magistradas y la representante de la sociedad fueron removidas del cargo por liberar a acusados por homicidio y tráfico de más de 3.000 kilos de marihuana en junio de 2017. En tanto, las otras dos juezas que ya estaban suspendidas fueron destituidas por liberar a dos peruanos detenidos con unos tres kilos de cocaína en Ciudad del Este.

Las juezas de sentencia Norma Girala, Mirta Aguayo, Haydee Barboza y Mónica Rivas, además de la fiscal Mónica Rocío Larrosa, fueron removidas de sus funciones ayer por el JEM.

La dedición unánime del JEM afecta a las juezas Norma Girala y Mirta Aguayo, integrantes del tribunal de sentencia de Ciudad del Este, y a la abogada Mónica Roció Larrosa, fiscal de la unidad penal n° 02 de Yguazú, Alto Paraná. Las mismas están acusadas de liberar al policía Diosnel López González y a Prisco Villar González, por tráfico de 3.116 kilos de marihuana y homicidio.

Las destituidas, en ese entonces, alegaron una supuesta “duda razonable” para liberar a los imputados, sin embargo, según los datos, no habrían dudado a la hora de recibir una gran cantidad de dinero a cambio de otorgar la libertad de los procesados.

 

OTRAS DOS

Las abogadas Haydee Barboza y Mónica Rivas, miembros del tribunal de sentencia permanente n° 03 de Alto Paraná, también fueron removidas del cargo por haberse probado conductas de mal desempeño de funciones en el expediente caratulado: “Ministerio Público c/ Junior Abel García Azareño s/ hecho punible contra la Ley 1340/88”.

Las mismas se encargaron de liberar a dos ciudadanos peruanos, identificados como Juan Manuel Huaman Villanueva y Junior Abel García Azañero, ambos con documentos de identidad peruana. Los mismos fueron detenidos el 2 de setiembre de 2015, sobre la avenida Rivas Ortellado, esquina Pampliega de Ciudad del Este, con 2 kilos de cocaína.

 

EN LA MIRA

Conforme con los datos, otros magistrados de Ciudad del Este están a punto de ser removidos de sus cargos, a raíz de las barbaridades cometidas en los fallos judiciales que dictan presumiblemente a cambio de coima y que no se ajustan a derecho. El JEM seguirá analizando la conducta de cada fiscal y magistrados de la zona. De continuar así, el Alto Paraná quedará sin fiscales y jueces, debido al elevado porcentaje de corruptos que hacen de las resoluciones un negocio rentable y convierten en el Poder Judicial en un verdadero “mercado persa”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *