Acusan a suboficial policial por lesión corporal en el ejercicio de sus funciones

Cinthia Leiva, fiscal.

Un suboficial de policía, identificado como Arnaldo Báez Otazú, fue acusado por la fiscal Cinthia Leiva, como conclusión de una investigación por lesión corporal en el ejercicio de las funciones públicas. Igualmente, requirió la elevación de la causa a juicio oral y público. El acto conclusivo fue presentado en el juzgado penal de garantías número 3, a cargo del magistrado Carlos Vera Ruiz.

Según la investigación, el 27 de setiembre del 2017, a las 07:00 horas aproximadamente, Ever Adrián Uldera Fernández y su novia Mirta Graciela Cequeira Ríos se encontraban en un automóvil frente a la comisaría 4ª, aguardando a su abogado, para realizar una denuncia por un mal procedimiento policial, momento en que fueron atacados por el hoy acusado.

El uniformado comenzó a forzar la puerta del rodado para sacar a la fuerza a los ocupantes, en ese instante la mujer descendió y comenzó a filmar el ataque con su teléfono. Seguidamente, Báez Otazú intentó quitarle el celular para evitar que siga captando imagen. Al no poder despojarle de su teléfono, el efectivo policial le pegó en la boca y la nariz a Mirta Graciela, iniciándose un forcejeo. Allí, la víctima cayó al suelo sin soltar el teléfono, momento en que el encausado le pateó la mano para arrebatarle el aparato, señala la acusación.

El enojo de Báez Otazú se originó porque la pareja fue a la comisaría para denunciar justamente a varios policías por un procedimiento irregular realizado en el barrio Che La Reina y del cual resultó víctima un amigo de los hoy denunciantes.

Tras la denuncia contra el personal policial, la fiscal Cinthia Leiva inició un proceso penal y ahora formuló la acusación, con el correspondiente pedido de elevación de la causa a juicio oral.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *