La “pareja ideal” en esquema de procedimientos extorsivos

En la imagen se observa a la pareja abandonar un lugar donde se llevó adelante un operativo como responsables de antisecuestros.

El oficial inspector Fabio Santacruz se perpetuó en el cargo de jefe del departamento de Antisecuestro de la Policía en Alto Paraná, desde donde pasó a formar parte de Delitos Económicos de Santa Rita. Allí trabajaba directamente con su pareja, la fiscal Zunilda Ocampos que, a su vez, está a cargo de la unidad especializada antisecuestro.

La pareja, sin embargo, no solamente coordinaba trabajos en torno a los casos relacionados a secuestros, sino también de otros hechos punibles. En marzo de este año, allanó un total de cinco armerías en Ciudad del Este. Del operativo supuestamente la representante de la sociedad y el agente del orden, además de un juez, recaudaron la suma de 100 mil dólares en concepto de coimas, a cambio de no incautar armas de los comerciantes. La denuncia fue realizada por el abogado Luis Aponte, pero, como es habitual, el fiscal adjunto, Alejo Vera, simplemente había solicitado un informe “pormenorizado” a la citada fiscal, pero habría sido al solo efecto de “lavarse” las manos, pues versiones indican que el mandamás en la fiscalía de Alto Paraná, también recibió su parte.

 

DÍAS DESPUÉS

Tras hacerse público el procedimiento irregular, el Ministerio Público informó que efectivamente se llevaron adelante los allanamientos y que las casas intervenidas fueron: “Armería Paraná”, “Caza y Pesca Yguazú”, “Caza y Pesca Clase A”, “Casa El Pato” y “Caza y Pesca Morenita”. Del primer negocio incautaron 65 armas cortas y largas, pero luego fueron devueltas tras la verificación de los documentos.
Sin embargo, existen otros negocios del ramo de las armas que supuestamente fueron visitados por la comitiva fiscal-policial, pero que no figuran en el informe oficial.

 

ANTISECUESTRO

La gran pregunta fue qué hacía el subjefe en ese entonces de Antisecuestro de la Policía en los allanamientos, atendiendo a que no le correspondía acompañar operativos de esta naturaleza. Lo que sí dejó en evidencia fue que la pareja conforma un bien “aceitado” para ejecutar procedimientos clandestinos, con el solo objeto de obtener réditos económicos, conforme con las fuentes.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *