Agentes antinarcóticos inoperantes o cómplices de los capos de la droga

Los agentes de antinarcóticos de la Policía Nacional, de la oficina Regional II Alto Paraná, estarían actuando con absoluta improvisación, dado que casi no logran ejecutar un operativo exitoso, que derive en la detención de los “patrones” del narcotráfico. Esta situación se evidenció el domingo a la madrugada durante un procedimiento ejecutado en el Km 11 Monday, ocasión en que, una vez más, los narcos lograron escapar y los intervinientes solo se incautaron evidencias de la vivienda allanada.

El domingo a la madrugada, los antinarcóticos llevaron a cabo un procedimiento que derivó, como es de costumbre, a solamente incautación de evidencias.

Normalmente los procedimientos en horas de la noche o madrugada se hacen cuando no hay dudas de que el objetivo, la persona buscada está en el lugar indicado. Sin embargo, esta teoría no funcionó con los antinarcóticos de la Policía Nacional y ejecutaron un allanamiento que derivó en la incautación de varias evidencias, pero sin capturar a los narcotraficantes, que debería ser su principal meta.

Este sistema operativo de los agentes policiales se presta a suspicacias y lanza dos hipótesis. El primero es la improvisación, consecuencia de la incapacidad o falta de profesionalismo. La segunda suposición es que los uniformados no están dispuestos a capturar a los narcotraficantes y realizan los operativos al solo efecto de advertirlos a que paguen cierto monto de dinero para operar libremente, que es la versión que siempre primó en filas policiales. Estos agentes actualmente están a cargo del subcomisario Pablo Zelaya, quien ya lleva bastante tiempo en la citada dependencia

policial, primero como subjefe para luego pasar a ser cabeza, pero sin haber logrado desarrollar procedimientos interesantes.

FISCALES

El esquema de protección a los llamados “patrones” de la droga también integrarían los fiscales de las unidades especializadas en la lucha contra el narcotráfico. Esta versión apunta hacia el fiscal Elvio Aguilera, quien justamente sería el favorito de los policías, pues los operativos dudosos, normalmente se llevan a cabo con él a la cabeza. No obstante, el que no se presta a las estrategias de los efectivos policiales sería el fiscal Manuel Rojas, por lo que cuando el mismo está de turno, normalmente, no se ejecutan los “trabajos”, según revelaron fuentes.

DOMINIO POLICIAL

Se cree que los policías son los verdaderos responsables de que el narcotráfico marche viento en popa en Alto Paraná, pues son los que “digitan” los procedimientos a ejecutarse y los fiscales sencillamente se encargan de solicitar órdenes de allanamientos y acompañar los operativos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *